Castilla: vecinos de Miraflores construyen muros en las entradas de sus viviendas y piden aviso oportuno en caso aumente el caudal del río.

By on marzo 8, 2021

La presidenta de la juveco de la urbanización Miraflores, Flor Infante Ramírez, mostró preocupación puesto que sus vecinos de este sector del distrito de Castilla se encuentran desprotegidos ante un eventual desborde del río Piura porque hasta el momento las defensas ribereñas no se han concluido.

“No deberíamos estar preocupados por los 350 m3 por segundo del caudal del río, ni por la lluvias que se han presentado. El problema es que las defensas no se han terminado y ya presentan cangrejeras. Esa es la inseguridad”, dijo la dirigente.

Por ello, Flor Infante solicitó un monitoreo constante del caudal del río Piura y que el reporte sea compartido en simultaneo para “en caso de presentarse un caudal mucho mayor, actuar de inmediato y protegernos”, señaló.

Mantenimiento de los drenes

Además, pidió el mantenimiento de los drenes Irazola, Monterrico y del cercado de Castilla para que desfogue el agua cada vez que llueve.

“Las rejas del dren Irazola ahora están tapadas y el agua no puede pasar. En el caso del dren Monterrico, su capacidad no le permite denar el agua. Este dren ya tiene su presupuesto pero no se le hace el mantenimiento “, explicó.

La dirigente miraflorina criticó a la Autoridad de la Reconstrucción con Cambios (ARCC) porque no transfirió a tiempo los 233 millones de soles para los tramos I y II de las defensas ribereñas. Y, al Gobierno regional de Piura, por no actuar de inmediato cuando se presentaron los retrasos en la obra.

Luis Lacherre, integrante de la juveco, señaló que muchos de los miraflorinos están a la expectativa del desborde del río Piura para evitar los mismos daños originados en el año 2017. “nuestra salud mental está resquebrajada y creemos que puede venir un caudal mucho mayor y termine inundándonos”, contó.

Construyen muros

Para evitar que el agua ingrese a sus viviendas, algunos vecinos que viven cerca al río Piura, han construido muros en los accesos. Tal es el caso de la señora Rosa Coronado, quién se muestra segura porque según ella, los muros no permitirán que el agua inunde su casa.

“Algunos de los vecinos nos vemos obligados a poner muros en los ingresos a nuestras casas. Esto se pudo evitar si las defensas ribereñas se hubieran construido a tiempo. Lamentamos esta situación que nos pone en peligro nuevamente”, señaló.