Golpeando las puertas del cielo: Bob Dylan y un merecido Nobel de Literatura (fotos y vídeos)

By on octubre 13, 2016
Foto: Nobelprize.org

Bob Dylan, el más grande cantautor de todos los tiempos según la revista Rolling Stone, fue galardonado hoy con el Premio Nobel de Literatura por la Academia Sueca, básicamente por “haber creado nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición musical americana”.

Escribe: Rolando Chumpitazi / director@elpiurano.pe

(con información de BBC Mundo, El País y El Comercio)

Las redes sociales y el mundo entero se han pronunciado sobre el Nobel de Literatura otorgado a Bob Dylan (Robert Zimmerman, 1941, Duluth, Minnesota). Muchos a favor, otros tanto en contra, pero nadie se ha quedado sin decir algo. Desde Barack Obama hasta Michelle Bachelet, desde Nicanor Parra hasta cibernautas desconocidos, simples hijos de vecino.

En el anuncio oficial, la vocera de la Svenska Akademien destacó que el jurado había valorado al músico, de 75 años y toda una leyenda del rock, por “haber creado nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense”.

El anuncio, ya está dicho, sorprendió a muchos, no solo porque dejó en el tintero -una vez más- a sempiternos favoritos como el japonés Haruki Murakami, el kenita Ngugi wa Thiong´o, el sirio Adonis o el estadounidense Phillip Roth, sino porque por primera vez en la historia del Nobel de Literatura, el galardón va a manos de un compistor de canciones.

Si bien el nombre de Dylan se ha repetido desde hace varios años entre la lista de posibles nominados -en las que figuró por muchos años nuestro Nobel Mario Vargas Llosa-, observadores allegados a los premios le restaban posibilidades en tanto la Academia, se pensaba, no incursionaría en un género popular como el rock.

“Claro que (Dylan) lo merece. Acaba de obtenerlo”, respondió Sara Danius, secretaria permanente de la Academia. “Es un gran poeta en la tradición de habla inglesa, un sampler increíble y original que encarna la tradición y que por 54 años se ha dedicado a eso, reinventándose constantemente y creando una nueva identidad”.

Autor de innumerables clásicos como Knockin´ on heaven´s door (Golpeando las puertas del cielo, versionada años después por los Guns&Roses), Like a Rolling Stone (aquí, una versión en vivo con Mick Jagger y los Rolling Stone), Tombstone BluesThe Times They Are a Changing, Mr Tambourine Man, Blowin in the Wind, y álbumes convertidos en clásicos como Highway 61 Revisited o Blonde on Blonde recibirá su medalla y los 8 millones de coronas suecas (más de US$900.000) en una ceremonia el 10 de diciembre.

Sin precedentes

El de Dylan es el Nobel número 109 en el campo de las letras y el número 259 para Estados Unidos, que en Literatura, ganó el último con Toni Morrison en 1993, integrante de una larga lista que incluye a Sinclair Lewis (1930) o William Faulkner (1949).

“Si uno quiere empezar a escuchar o leer (a Dylan), debería iniciarse con ‘Blonde on Blonde’, el disco de 1966 que tiene varios clásicos y es un ejemplo extraordinario de su brillante modelo de rima, de su armado de estribillos y de su pensamiento pictórico”, opinó la secretaria de la Academia.

A la hora de responder sobre si este premio representa una ampliación radical en los criterios de selección, Danius dijo que “puede parecer así, pero si miramos para atrás, bien atrás, uno descubre a (los poetas griegos) Homero y Safo, que escribieron textos poéticos o piezas que estaban hechas para ser escuchadas, representadas, a veces acompañadas con música. Y aún hoy leemos a Homero y a Safo y los disfrutamos. Es lo mismo con Bob Dylan: puede ser leído y debe ser leído”.

Lo cierto es que lo de Dylan trasciende desde hoy y debería ser entendido como el triunfo de la cultura pop, que integra las artes, la literatura, la música. O como se pregunta el New York Times, ¿acaso será Dylan el primer Nobel del futuro? Eso lo sabremos más temprano que tarde. Por ahora, a disfrutar de la poesía musicalizada del nuevo Nobel.