Los ‘Viejennials’ o la reinvindicación de los viejos

By on febrero 15, 2017
Foto: separesucita.com

¿Llegar a los 60’s es acaso síntoma del fin de la vida laboral? O es una oportunidad para aprovechar toda esa experiencia acumulada. Benjamin Edwards, reconocido marketero y publicista, reinvindica en esta nota a los ‘viejos’, y de paso, inaugura su participación como columnista invitado en elpiurano.pe

Escribe: Benjamin Edwards / Founder & Business Manager 121 Tribal & MS

¿Por qué los expertos hablan tanto de los Millennials y de la Generación Z cuando la verdadera oportunidad se encuentra en los que rondan la edad de 60´s, llamados en esta nota Viejennials? Me refiero a aquellos que están en la plenitud de la vida, que han acumulado un patrimonio intelectual y económico interesante, cuya experiencia es invalorable en la mayoría de los casos y que sienten que el sistema comienza a expulsarlos, a dejarlos al margen del camino, a negar todo lo que han aprendido y podrían aportar a cualquier tipo de organización y proyecto.

Es curioso, la esperanza de vida se alarga y la vida activa (laboral) se acorta. Esa brecha creciente no puede quedarse así, sin se abordada.

¿Por qué las empresas no se orientan a ellos? ¡Cuántas oportunidades desperdiciadas al dejarlos fuera de sus estrategias y de sus proyectos!

Estoy convencido que uno de los motivos por lo que ellos llegan tarde a los avances tecnológicos es porque estos no están dirigidos a ellos. Sucede lo mismo con la educación, los productos de consumo, y los servicios. Si lo estuvieran, sería otro el cantar de las marcas.

Es cierto que a estas alturas del partido la línea de base para sobrevivir es mucho mayor que la de un mocoso recién egresado, pero también es cierto que comprenden mejor que nadie el valor del trabajo, de lo hecho, del legado, y del valor de las cosas. Estos aspectos son fundamentales para cualquier organización que quiera trascender.

Cuando la vida comienza a devolver los grados de libertad (los hijos que comienzan hacer su vida, por ejemplo) el Viejennial, tiene la oportunidad de oro de convertirse en un emprendedor porque posee los tres recursos más importantes para ello: el tiempo, la experiencia y el acceso de recursos económicos.

En fin, solo hay que pensar un poco más en ellos, dedicarles más atención, identificar las oportunidades, diseñar soluciones, ofrecer un territorio de acción real y ya. Imaginen, tendríamos una fuerza intelectual, laboral y económica al servicio de la sociedad y de ellos mismos.

Considerar a los Viejennials no solo será identificar y concretar una oportunidad o realizar un acto de justicia, sino también de conveniencia, porque nadie se escapará de ser uno.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!